web analytics

La indignación viral de una argentina con las peluquerías en España: «Me hicieron unas mechas desastrosas y me cobraron por el secador»

No todo el mundo está de acuerdo con sus apreciaciones.

Viajar a otro país puede ser una aventura fascinante y llena de aprendizajes, ya que nos brinda la oportunidad de descubrir otras realidades, tradiciones y modos de vida distintos a los nuestros. Sin embargo, también puede suponer un choque cultural o una decepción cuando nos enfrentamos a situaciones que nos resultan extrañas o inaceptables.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Consuelo (@consunavarro)

Esto es lo que le ha sucedido a Consu Navarro, una joven argentina que reside en Madrid desde hace unos meses y que ha querido compartir su indignación con el servicio de las peluquerías españolas a través de un vídeo en TikTok que se ha convertido en un fenómeno viral. Consu, que se define como una “viajera empedernida” y una “amante de la moda y la belleza”, cuenta con más de 50.000 seguidores en la popular red social, donde suele publicar vídeos sobre sus experiencias en España, sus consejos de estilo, sus recetas favoritas o sus anécdotas divertidas.

“Me estás j***endo. No, no, estoy muy enojada”.

Sin embargo, en su último vídeo, la joven cambia el tono humorístico por el de la denuncia y expresa su malestar por el elevado precio que tuvo que abonar por unas mechas rubias en una peluquería madrileña. Según relata, no solo le pareció una estafa el importe que le cobraron por el tinte, sino que además quedó muy insatisfecha con el resultado, ya que le dejaron una raya visible en el cabello que le pareció “asquerosa”.

Pero lo que colmó su paciencia fue el hecho de que el peluquero no le ofreciera secarle el pelo para comprobar cómo habían quedado las mechas, sino que le pidiera 30 euros adicionales por pasarle el secador. “Me estás j***endo. No, no, estoy muy enojada”, se lamenta Consu al final del vídeo.

@consunavarro bronca ojala consigan una mejor peluqueria que la que acabo de ir #argentinaenespaña ♬ sonido original – Consu Navarro

La joven explica que en Argentina está acostumbrada a ir a la peluquería con frecuencia y a pagar precios mucho más bajos por servicios similares. Además, asegura que allí los peluqueros son más cuidadosos y atentos con los clientes y que nunca le habían dejado el pelo tan mal como en España. Por eso, se siente engañada y estafada por la peluquería española y pide a sus seguidores que le recomienden algún lugar donde pueda arreglarse el pelo sin tener que gastarse una fortuna.

El testimonio de Consu ha generado una gran polémica en la red social, donde muchos usuarios han mostrado su solidaridad con la joven y han coincidido en criticar los abusivos precios de las peluquerías españolas. Algunos han compartido sus propias experiencias negativas y han afirmado que prefieren cortarse o teñirse el pelo en casa antes que ir a un salón de belleza. Otros han sugerido a Consu que busque peluquerías más baratas o que se adapte al nivel de vida del país donde vive.

Sin embargo, también ha habido quienes han defendido al sector y han acusado a Consu de generalizar injustamente, argumentando que no todas las peluquerías son iguales y que hay muchas que ofrecen un servicio profesional y razonable. Algunos de los comentarios que se pueden leer en el vídeo son: “Has tenido mala experiencia. La mayoría trabajan profesionalmente y por un precio razonable”, “pues no sé dónde fuiste para generalizar de esa manera, en fin” o “confirmo. A mí me cobraron 150€ por un balayage que, no solo que no me gustó, sino que me quemaron el pelo”.

¿Podría el vídeo de Consu influir en la imagen del sector de las peluquerías españolas?

Es difícil saber con certeza si el vídeo de Consu puede influir en la imagen del sector de las peluquerías españolas, ya que se trata de una opinión personal basada en una experiencia puntual. Sin embargo, es posible que el vídeo pueda tener algún impacto negativo en la reputación de las peluquerías españolas, sobre todo entre los usuarios de TikTok que siguen a Consu o que ven su vídeo por casualidad.

Foto de Süheyl Burak en Unsplash

Según algunos datos del sector, las peluquerías españolas han sufrido una fuerte caída de sus ingresos por la crisis de la COVID-19, que obligó a cerrar muchos establecimientos y a reducir el aforo y el número de visitas. Además, el sector se caracteriza por una alta atomización y una baja concentración, lo que dificulta la diferenciación y la fidelización de los clientes. Por otro lado, también hay algunas cadenas de peluquerías que ofrecen servicios de calidad y precios razonables, y que cuentan con una buena imagen de marca.

Por lo tanto, es posible que el vídeo de Consu pueda afectar a la percepción de algunos potenciales clientes, sobre todo si tienen una idea preconcebida o estereotipada de las peluquerías españolas. Sin embargo, también es probable que muchos otros clientes valoren otros aspectos como la profesionalidad, la atención personalizada, la higiene o la innovación a la hora de elegir una peluquería. Así pues, el sector debería seguir trabajando para mejorar su oferta y su comunicación, y para adaptarse a las nuevas tendencias y demandas del mercado.