web analytics

La sabia lección de una niña de 7 años a su madre que se sentía insegura con el bikini: «Le di millones de besos»

Una lección de amor propio.

El verano es una estación que muchos esperan con ilusión para disfrutar del sol, la playa y las vacaciones, pero también puede ser una fuente de estrés y ansiedad para quienes no se sienten cómodos con su imagen corporal. La sociedad nos impone unos cánones de belleza irreales y exigentes, especialmente para las mujeres, que se ven obligadas a lucir cuerpos “perfectos” y delgados para ser aceptadas y valoradas.

Foto de Anna Shvets: https://www.pexels.com/es-es/foto/moda-gente-piernas-fitnes-4672716/

Este es el caso de Sil, una madre que ha confesado en Twitter que no se pone el bikini por vergüenza a sus kilos de más. Sin embargo, lo que no esperaba era que su hija de 7 años le diera una lección de vida que la ha emocionado y la ha hecho reflexionar sobre la importancia de quererse a una misma.

«Eres preciosa».

Sil ha compartido en esta red social la conversación que tuvo con su pequeña, que le preguntó con curiosidad por qué ella sí le ponía el bikini y a sí misma no. Al escuchar la respuesta de su madre, la niña se quedó sorprendida y le dijo con toda la inocencia y la sinceridad del mundo: “Mamá, pero si tú eres preciosa como eres, te puedes poner lo que quieras”.

Con estas palabras, la niña demostró tener una madurez y una sabiduría que muchos adultos no tienen, y le recordó a su madre que su cuerpo es suyo y hay que quererlo tal como es, sin avergonzarse ni dejarse influir por los juicios ajenos. Sil quedó tan impresionada por la reacción de su hija que le dio millones de besos y le agradeció el apoyo y el cariño que le brindó.

La historia de Sil se ha vuelto viral en Twitter, donde ha recibido miles de likes y comentarios de personas que se han sentido identificadas con su situación o que le han felicitado por tener una hija tan maravillosa. Algunas también le han animado a ponerse el bikini y a disfrutar del verano sin complejos. Sil ha respondido que hará un esfuerzo y empezará a usar el bikini porque no quiere que sus inseguridades afecten a la visión de su hija, y por ella hará el esfuerzo.

¿Cómo podemos fomentar la autoestima en los niños?

La autoestima es la valoración que tenemos de nosotros mismos, de nuestras capacidades, cualidades y defectos. Es un aspecto fundamental para el desarrollo psicológico y emocional de los niños, ya que influye en su bienestar, su confianza, su motivación y su aprendizaje. Para fomentar la autoestima en los niños, se puede:

  • Ayudarles a reconocer sus emociones y expresarlas de forma adecuada. Esto les permite comprenderse mejor a sí mismos y a los demás, y gestionar sus sentimientos de forma positiva.
  • Enseñarles a superarse comparándose con sus logros pasados, no con los demás. Así, se centran en su propio progreso y no en la competencia o la comparación, que pueden generar frustración o envidia.
  • Proponerles proyectos que les motiven y les hagan sentir útiles. De esta forma, desarrollan sus habilidades, su creatividad y su sentido de la responsabilidad.
  • Reconocer sus progresos y valorar su esfuerzo, no solo el resultado. Los elogios deben ser específicos y sinceros, y destacar las conductas positivas que han tenido los niños. Esto refuerza su autoestima y les anima a seguir mejorando.
  • Detectar y corregir sus creencias limitantes y reforzar sus fortalezas. Es importante ayudar a los niños a identificar y cambiar los pensamientos negativos o irracionales que tienen sobre sí mismos, y a reconocer y potenciar sus virtudes y talentos.
  • Demostrar amor incondicional hacia ellos y respetar su individualidad. Los niños necesitan sentirse queridos, aceptados y valorados por lo que son, no por lo que hacen o tienen. También necesitan tener su propio espacio y opinión, sin ser juzgados o sobreprotegidos.
  • Incentivar que asuman ciertos riesgos y que aprendan de sus errores. Los niños deben tener la oportunidad de enfrentarse a nuevos desafíos y situaciones que les permitan salir de su zona de confort y crecer. También deben saber que equivocarse es normal y que pueden aprender de sus fallos.
  • Permitir que ayuden y den a los demás, fomentando su sentido de cooperación y solidaridad. Los niños que participan en actividades altruistas o colaborativas se sienten más integrados, valorados y felices. Además, desarrollan su empatía, su generosidad y su respeto por la diversidad.

Estas son algunas de las formas de fomentar la autoestima en los niños, pero hay muchas más. Lo importante es crear un ambiente familiar caracterizado por la calidez, la afectividad, el apoyo emocional, los límites adecuados, el diálogo y el respeto.

Foto de Polesie Toys: https://www.pexels.com/es-es/foto/nina-cama-mono-jugando-4484876/

Así, los niños podrán crecer con una buena imagen de sí mismos y con una actitud positiva hacia la vida.